Cuando he decidido hablar de la meditación Vipassana me ha venido la imagen de mi maravillosa experiencia con eses once días de silencio que fue mi primera experiencia con Vipassana. Curiosamente pospuse esa vivencia por varios años, seguramente el miedo me frenaba de dar un paso más allá en esa experiencia.
Pero el día llego y me embarqué en descubrir la esencia del Vipassana. Algo me llamaba en ese momento y todo fue fácil para encontrar los días libres, llegar hacia ese lugar y desconectarme del mundo.

¿Pero que es al final la meditación Vipassana?

Según Buda Vipassana significa “observar a …”
Habla la tradición que Vipassana era una de las más antiguas técnicas de Meditación en la India y fue redescubierta por el mismo Buda hace más de 2.500 años. Más que una meditación fue enseñada como el mismo arte de vivir, con base en la orientación de Buda que era la sanación del sufrimiento del Ser Humano.
Así que Vipassana es el camino de la auto-observación por lo cual podemos considerar como una técnica de auto-conocimiento poderosa, así que es experimentada de forma personal y directa. En el camino de auto-exploración se centra la atención en las sensaciones físicas del cuerpo.

Sus orígenes

S N Goenka fue el grande impulsor del movimiento Vipassana en los años 60 y 70. Aunque nació y creció en Birmania fue después de 14 años de entrenamiento que se marcho a la India a enseñar este camino. Ha hecho cursos no solo en India sino por todo el mundo. Así que en el año 1982 empezó a designar profesores a sus asistentes y ha abierto centros de meditación en diferentes puntos del mundo.
La técnica de Goenka representa las orígenes de Vipassana de la misma tradición de Buda. Por eso mismo la técnica es totalmente libre de cualquier pensamiento religioso o de origen sectario, lo que ha creado un movimiento potente a su alrededor de gente de todo el mundo.

¿Como llegue hasta la meditación Vipassana?

Cuando me interesé por la meditación Vipassana había algo que me llamaba a la atención, en ese tiempo y ya pasaron unos 12 años, un amigo había regresado del curso introductorio de Vipassana. Cuando me comentó que se trataba del introductorio pensaba en un par de horas, pero no, fueran 10 días  en total silencio. Su forma de contarlo era como una película de terror, aunque lo miraba con una paz, una tremenda armonía y una mirada profunda no solo a mi en especial sino que había cambiado su forma de estar e interpretar la vida. Eso me ha llamado mucho la atención y me quede pensando cuando llegaría el momento.
Así que pasaron unos años hasta que un día tome la decisión, cuando realmente algo dentro de mi pedía que quería vivir ese evento para que Vipassana fuera totalmente experimentada desde la práctica.

El día en que muchas cosas han cambiado

Pedro Loupa en el curso de meditación Vipassana

Ultimo día en el curso de Vipassana

Desde el primer día parece que todo fue muy sencillo, aunque no es fácil encontrar una plaza para el curso inicial, con muchos meses de anticipación se llenan los cursos. Además hay que lograr al menos 12 días en nuestras vidas para este compromiso con uno mismo. Pero son 12 días sin cualquier comunicación con el exterior, así que tienes que estar seguro que realmente vas para vivir la experiencia.

Aunque actualmente en el mundo hay como unos 176 centros esparcidos por los 5 continentes, hay que buscar plaza con mucho tiempo de anticipación. Puede que su carácter de base gratuito, ni siquiera para cubrir los gastos de alimentación o alojamiento (al final casi todos hacen alguna aportación en forma de donación o más adelante se apuntan como voluntarios) sea un de los factores que también lleva a la gente a venir, pero al final es la metodología que hace la diferencia.
10 días  sin comunicación, ni teléfonos, ni libros, ni una libreta para apuntar y en total silencio (no debes ni mirar a los ojos de tus compañeros), para quien no está acostumbrado e incluso para quien lo está, es algo duro, salen muchas cosas y la mente se rebela. Si sumamos a la meditación diaria en postura sentada (suelo) de unas 8 a 9 horas, entonces más parecía una batalla de mente. En especial con el cuerpo, por las posturas, y después con la liberación de muchas emociones y pensamientos. Ahí te das cuenta, con el tiempo, de los patrones inconscientes y de los hábitos poco saludables. Todo lo veía como una película en que yo estaba en mi sofá apenas observando todo ese desarrollo y al mismo tiempo con la misma meditación sentía el dolor que provocaba.

Como funciona la técnica Vipassana 

Iniciamos en los primeros días con la base de la Meditación Mindfulness de la respiración, orientada a la sensación de la entrada y salida del aire en la nariz. La idea es poner atención y foco en algo muy especifico, para que en esa misma observación te des cuenta de como la mente divaga y se va constantemente.
Esa observación aliada a la contemplación del carácter impermanente de todo, nos lleva a una verdadera comprensión de la naturaleza de la realidad. Además la misma atención que se hace en la segunda parte dirigida a todas las sensaciones del cuerpo, como si fuera un scanner, es lo que lleva de alguna forma y con el tiempo a disolver todas esas impurezas mentales (tal como llama Goenka) llevando al mismo equilibrio de la mente.
Fue así, con esta experiencia directa de las sensaciones de mi cuerpo, las emociones y los pensamientos que surgían todo el tiempo, que fue entendiendo la misma clave del sufrimiento que nos auto producimos y como lo hacemos para liberarnos de él. Al final el mismo estado de la mente te permite observar todo desde una nueva perspectiva.

La vivencia en el curso

La experiencia es increíble, tu primera actividad es a las 4.30 y no paras hasta casi las 8 de la noche y por el medio paras para el desayuno y comida y una merienda ligera con dos piezas de fruta. Había momentos en que ni ganas tenia de comer, porque la mente está tan relajada y tan centrada que no usa sus trucos para llevarnos a comer más de lo que realmente necesitamos o dormir horas sin parar.
El evento fue en el pico del verano en España, lo que significa que por la mañana (por ser sierra) hacia frío, pero al mediodía teníamos unos 35 grados, así que no era fácil jugar con tantos factores, en especial el calor al dormir y durante el día en las meditaciones. Mucha “leña para el fuego” de la mente, lo que representaba un reto más para observar.
Realmente no entendemos lo que significa el silencio y con esta experiencia de Vipassana puedes comprender muchas cosas.
Algunos de los participantes desisten en especial a partir del 3 al 5 día, a partir el 5 día, es teóricamente más sencillo. Es una cuestión de seguir observando porque lo que más va doler muchas veces es físico no solo emocional o mental. El mismo cuerpo se rebela a través de la mente.

Los 16 pasos del conocimiento Vipassana

Nana (en Pali) significa conocimiento, y estos son los pasos que los profesores o alumnos avanzados de Vipassana deben llegar a conocer con la practica del Vipassana. El conocimiento es lo que es observado no es un estado mental o un conocimiento intelectual. Los pasos no son muchas veces logrados de forma secuencial, ni hay un tiempo especifico para vivir cada uno de ellos, va de horas a años, depende del meditador y de su vivencia pasada, entrenamiento, etc.
  1. Conocimiento para distinguir estados mentales y físicos (namarupa pariccheda nana).
  2. Conocimiento de la relación causa-efecto entre estados mentales y físicos (paccaya pariggaha nana).
  3. Conocimiento de los procesos mentales y físicos como impermanente, insatisfactorio y no propio (sammasana nana).
  4. Conocimiento del surgimiento y desaparición (udayabbaya nana).
  5. Conocimiento de la disolución de las formaciones, lo que seria la forma (bhanga nana).
  6. Conocimiento de la temible naturaleza de los estados mentales y físicos (bhaya nana).
  7. Conocimiento de estados mentales y físicos como insatisfactorio (adinava nana).
  8. Conocimiento del desencanto (nibbida nana).
  9. Conocimiento del deseo de abandonar el estado mundano (muncitukamayata nana).
  10. Conocimiento que investiga el camino hacia la liberación e inculca una decisión de practicar más (patisankha nana).
  11. Conocimiento que considera a los estados mentales y físicos con la ecuanimidad (sankharupekha nana).
  12. Conocimiento que se ajusta a las Cuatro Nobles Verdades (anuloma nana).
  13. Conocimiento de la liberación de la condición mundana (gotrabhu nana).
  14. Conocimiento por el cual las contaminaciones son abandonadas y son vencidas por la destrucción (magga nana).
  15. Conocimiento que realiza el fruto del camino y tiene el nibbana como objeto (phala nana).
  16. Conocimiento que revisa las impurezas que aún permanecen (paccavekkhana nana).

¿Y después qué?

No fue hasta que he terminado y salí hacia mis actividades fuera, que me he dado cuenta de lo que realmente había sucedido. Mi forma de observar lo que antes era conocido, era distinto  había algo diferente, no solo los colores, los sonidos, sino la misma profundidad, era como se hubiera una unidad entre todas las cosas. Aunque te advierto que las experiencias son totalmente personales y no te recomiendo usar mi experiencia como una verdad absoluta  Ese es otro pensamiento que surge en la mente.
El gran aprendizaje lo he vivido no solo con mi experiencia personal, pero en especial con la vivencia con los 60 participantes. Con la observación de sus dificultades, actitudes, hábitos, molestias, dolores y muchas cosas que me hacían reaccionar por el dolor o rabia que representaba. Es ahí donde he vivido una de las más importantes lecciones, a entender que lo que realmente me pasa no tiene que ver con lo que sucede afuera pero algo que dentro aun reacciona a un dolor profundo, a un trauma o lo que sea que exista dentro de mi.
Al final la practica te ayudará a llegar más lejos, a poder vivir la verdad de ti mismo, llegarás a un lugar donde nunca has partido, al lugar que siempre has estado.
Optin meditacion

Descarga gratis tu cursode iniciacón a la meditación.

Deja tus datos y te envío la información del curso por email

You have Successfully Subscribed!