Para saber por qué meditar debemos primero saber que nos conduce a meditar:

porque meditarEl principal propósito de nuestra vida es ser felices, todos compartimos el mismo deseo y el mismo derecho de ser felices y evitar el sufrimiento.  Pasamos la mayoría de tiempo y energía tratando de encontrar la felicidad, la paz y satisfacción sin importar quienes somos.

Entonces podemos decir que la respuesta del porque meditar es: PARA SER FELICES y VERDADERAMENTE CONOCERNOS.

Existen dos clases de felicidad

1. La que llamamos felicidad de los sentidos o la del placer
2. La que significa la verdad absoluta sobre quien realmente somos y no lo que queremos que somos.

La felicidad que esta basada en la comodidad física (la de los sentidos y el placer), es de hecho muy costosa y con frecuencia no muy satisfactoria.

Es inevitable que para uno volverse simple y feliz necesitamos pensar en algo que dicen los tibetanos  -“con un techo sobre tu cabeza y comida seras feliz!”  asi nos daremos cuenta que nos podemos convertir en personas sencillas y felices, sin importar si somos ricos o pobres.

Normalmente los ricos nunca son más felices que los pobres, sencillamente porque cuando deseamos mucho y cuando lo tenemos queremos más y más y nunca es suficiente, sin tomar consciencia que el mismo deseo es la causa del sufrimiento.

Las crisis económicas tiene una base muy importante en la codicia, de no saber decidir que es suficiente y cuando parar, pasamos el tiempo adquiriendo cosas nuevas, prisioneros del consumismo ofrecido por las grandes marcas que nos prometen felicidad cuando compremos su producto de moda, tecnología, viajes, etc.

Por supuesto merecemos vivir y disfrutar de nuestro mundo y los frutos del trabajo pero requerimos tener un equilibrio y centrarnos en encontrarnos con la felicidad interior que ya está en ti, más que en el exterior. Es aquí donde necesitamos saber porqué meditar, y precisamente la respuesta la encontramos en la sabiduría tibetana que dice “las causas de la felicidad están presentes en nosotros mismos, en nuestra mente y nuestro corazón” y lógicamente la lograremos con la meditación.

La responsabilidad de ser infeliz es en creer en nuestra mente

Para saber por qué meditar es necesario aceptar nuestra responsabilidad de darle tanto poder a nuestra mente, quienes capta toda la información del mundo exterior y que genera pensamientos todo el tiempo. Generalmente pensamos demasiado (le damos demasiada atención a los pensamientos) y dejamos que nuestros pensamientos creen “una vida propria”, dejando nuestra mente encargada de tomar decisiones sobre nuestra felicidad y sentimientos (através de las decisiones) sin saber que ella se basa únicamente en el placer de los sentidos y asimila erróneamente que esta es la felicidad, pero si tomamos el control de nuestra mente por medio de la meditación, la calmamos y dejamos de reaccionar a los estímulos que nos provocan muchos de nuestros pensamientos, encontrándonos con nosotros mismos para descobrir una nueva “dimensión de la felicidad”. Algo que solo depende de nosotros y no de las incontrolables situaciones y sensaciones provocadas por nuestra interacción con el mundo exterior.

En conclusión la respuesta del por qué meditar es sencillamente porque ya somos felices y no lo sabemos, y al hacerlo dejamos de creer en la falsa felicidad que el mundo exterior nos invita a disfrutar y que además es de muy corta duración y viene acompañada de mucha tristeza, expectativas, frustración, dolor y decepción. La forma de hacerlo es meditando, conociéndonos a nosotros mismos y gestionando de forma más efectiva nuestra mente y emociones.

Optin meditacion

Descarga gratis tu cursode iniciacón a la meditación.

Deja tus datos y te envío la información del curso por email

You have Successfully Subscribed!